Blog

Autoexplórate y frena el cáncer de testículo

28.11.2017

El cáncer de testículo, aunque sólo representa entre el 0,5 y el 1% de los tumores masculinos, es el más frecuente entre los hombres jóvenes y de mediana edad. Su incidencia entre los más jóvenes puede observarse actualmente  en los medios de comunicación, en los que se han dado a conocer varios casos de estrellas del fútbol que han sido diagnosticados con este tipo de tumor. Afortunadamente, el cáncer de testículo detectado a tiempo, tiene muchas posibilidades de curación

¿Qué incidencia tiene el cáncer de testículo?

Cada año, se diagnostican en el mundo 49.000 nuevos casos, de los que el 60% se registran en países desarrollados. Del total de tumores de testículo diagnosticados, sólo el 10% se registran en hombres con una edad por encima de los 50 años.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

En el cáncer de testículo la edad es un factor determinante. Más de la mitad de los casos se diagnostican entre los 20 y los 35 años.

Por otra parte, el historial médico y familiar también es importante. Haber padecido cáncer de testículo previamente o tener un familiar cercano que haya sufrido esta enfermedad puede aumentar el riesgo de padecerlo.

Por último, la criptorquidia, o tener un testículo no descendido, también está incluida entre los factores de riesgo

¿Cuáles son sus síntomas?

El síntoma más frecuente es la aparición de una protuberancia indolora en el testículo pero también puede manifestarse con:

-Testículo anormalmente agrandado o hinchado

-Sensación de pesadez o dolor en la parte baja del abdomen, escroto o ingle.

-Cambio en la forma y tamaño de los testículos.

-Crecimiento o inflamación de los senos

¿Cómo lo podemos prevenir?

Una  autoexploración periódica nos puede ayudar a detectar a tiempo  y poder así combatir un cáncer de testículo.  El objetivo de este autoexamen va a ser comprobar que no existen bultos ni protuberancias anormales.

Lo ideal es realizar la autoexploración después de una ducha o baño caliente ya que la piel del escroto está más relajada, lo que facilita la tarea. La autoexploración se debe realizan primero en un testículo y después en otro, agarrando con las dos manos, presionando suavemente con los dos dedos y girándolos ligeramente.

Es importante tener en cuenta que el testículo derecho es ligeramente más grande que el izquierdo y que en la parte posterior de cada testículo notaremos el epidimio, que es donde se guardan y almacenan los espermatozoides.

Ante cualquier bulto, hinchazón o cambio de tamaño hay que acudir al urólogo para determinar la causa por la que se han producido esas alteraciones. No tienen por qué ser siempre sinónimos de cáncer.

Desde el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Medimar Internacional,  te animamos a que incluyas en tus pautas de salud la autoexploración testicular de manera mensual.  Además,  te recordamos la importancia de visitar al urólogo una vez al año si has pasado la barrera de los 45 años como medida de prevención para el cáncer de próstata. Si todavía no te has animado no esperes más y llámanos. Estaremos encantados de atenderte. 

volver
Comparte